Un comparador de productos financieros: tu mejor alternativa a la hora de decidir

Hasta hace relativamente poco tiempo, la única manera de conseguir un préstamo (o mejor dicho un crédito) era acudir a un banco, entidad que tradicionalmente no se ha caracterizado ni por su flexibilidad ni por ponerse, en determinados momentos o situaciones, en el lugar del cliente o solicitante de un préstamo.

Hoy mismo, y desde la irrupción de internet y la cada vez mayor actividad online que prácticamente abarca todos los campos de la actividad económica y empresarial, las cosas han cambiado de manera radical. En la actualidad muchos operadores financieros (que no son exactamente un banco) han ganado terreno en el sector de la concesión de los llamados préstamos rápidos en detrimento de los bancos que han sido -y están siendo-, los últimos en reaccionar.

Los operadores financieros han adoptado una política más flexible con mayor movilidad y capacidad de reacción frente a la rigidez de las instituciones de la banca tradicional caracterizadas precisamente, por un farragoso -cuando no inalcanzable- sistema de concesión de créditos personales especialmente, a amplios sectores de potenciales clientes con ingresos medios o menos que medios.

En efecto, es el sistema de conceder préstamos personales de bajo monto y con ausencia prácticamente total de papeleo y aportación de avales externos, lo que ha catapultado en las preferencias de los solicitantes de estos llamados (en ocasiones) micro-créditos, a estos operadores financieros aún cuando ya hay más de algún banco tradicional, que ha decidido flexibilizar sus políticas crediticias con el objeto de ampliar su cuota de mercado.

No obstante, es preciso señalar que no todo son ventajas y facilidades para el solicitante de préstamos de bajo monto ya que precisamente, la gran demanda existente por estos préstamos ha hecho proliferar el número de operadores financieros que ofrecen este producto y, en términos generales, todos señalan como reclamo básico, el concederlos prácticamente con solo acreditar la identidad (mediante el DNI en vigor) ser mayor de edad, y tener una cuenta bancaria en vigor, dejando en un segundo plano las condiciones bajo las cuales otorgan prácticamente de manera casi inmediata, estos préstamos rápidos.

Más en estos artículos relacionados  Renta Básica o barbarie: la emergencia sanitaria aviva la demanda de un ingreso incondicional para toda la población

Y es precisamente en este apartado donde debe ponerse la mayor atención. Si bien los tres o cuatro requisitos básicos, como son: ser residente en territorio español, DNI en vigor, mayor de edad y cuenta bancaria operativa, son prácticamente alcanzables por la mayoría de los solicitantes, hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir el monto, el plazo de devolución, los intereses a asumir y, sobre todo, las penalizaciones en las que se puede incurrir si se incumplen los plazos de devolución pactados ya que en este caso los incrementos que se adicionarán a la deuda principal pueden llegar a ser muy altos y entonces el volumen progresivo que adquiere la deuda por sucesivos impagos puede hacer inviable la satisfacción del monto comprometido.

Es aquí entonces donde entran a jugar un papel fundamental en la conveniencia o no de decidirse por tal o cual alternativa de las muchas que ofrece el mercado en este apartado financiero; los llamados “comparadores de productos financieros” que como Moneezy. por ejemplo, ofrece una completa asesoría para que puedas escoger la mejor oferta y la que más se ajuste tanto a tu conveniencia como a tus reales posibilidades de hacer frente con éxito al compromiso contraído con la financiera que otorga el préstamo.

Cabe destacar que ante la copiosa oferta existente, un usuario que quiera acceder a un crédito por esta vía lo va a tener un poco complicado ya que ante las múltiples posibilidades, puede no saber por cual decidirse, y precisamente frente a esta incertidumbre del potencial solicitante, han surgido estas plataformas comparativas que están debidamente al tanto de todas y cada una de las condiciones que ofrecen para la solicitud de préstamos rápidos, los diferentes operadores financieros del mercado.

Más en estos artículos relacionados  El 46% de las familias monoparentales vive en situación de exclusión social

Como en la gran mayoría de temas que exigen un alto grado de de conocimiento, los comparadores financieros actúan como las plataformas comparadoras de la oferta hotelera en el mundo del turismo al poner a disposición del mercado consumidor las mejores alternativas a los precios más convenientes, cumpliendo así una labor reguladora entre oferta y demanda y en la cual ganarán obviamente usuarios y proveedores del servicio.

En resumen los comparadores financieros cumplen una labor fundamental para permitir, con su actuación, que el usuario común pueda acceder en las mejores condiciones a solicitar un préstamo y dado que el comparador financiero no interviene en la concesión del crédito ni puede influir en la decisión de la entidad que concederá el préstamo, la información que aporten o brinden al consumidor irá siempre en beneficio del solicitante, ya que el comparador tiene un solo objetivo: permitir al usuario escoger la alternativa más conveniente para él ya que en ningún momento debemos perder de vista, que se trata de dinero y en este caso específico, de nuestro dinero.

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad ecología economía empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario