En una cabina de pintura, los filtros tienen una importancia capital

A primera vista, la principal atracción que ejerce un coche, es el color de la pintura, el brillo y perfecto acabado de la misma y sobre todo, la total ausencia de imperfecciones especialmente cuando se trata de las llamadas pinturas “metalizadas”.

Las casetas o cabinas de pintura son un espacio cerrado en el que se introduce la pieza que se desea pintar con una tecnología nos permite trabajar en una zona controlada, es decir, sin polvo y en general, limpia; de esta manera nos aseguramos de que la pintura del objeto no se contamine. Además, nos ayuda a mantener los excesos de pintura rociada al interior, lo cual evita que se contamine el espacio exterior, así que podríamos decir que es una manera de cuidar al medio ambiente.

Las cabinas de pintura se han vuelto totalmente necesarias en los talleres de automoción o industrias, donde existe un proceso de pintado, ya que el acabado que aporta la cabina de pintura no se puede conseguir con un pintado al aire libre o un espacio cerrado no acondicionado.

En opinión de los profesionales del sector, en el caso de los coches u otros vehículos de automoción, el acabado de los mismos depende mucho de la cabina de pintura, y en ella un espacio muy importante, es donde se albergan los filtros, los cuales además de proteger la salud de todos los trabajadores que intervienen en este delicado proceso, tienen la función de evitar que el polvo u otras partículas pasen al interior de la misma evitando así, cualquier dificultad en el resultado final.

Los filtros se encargan de recoger el exceso de pulverización, limpiar el aire de los residuos de lijado, pegamento, pintura, barniz, tinta y resina. En una cabina de lijado por ejemplo, son recomendables esencialmente filtros de poliéster de calidad G4 y en una cabina de barnizado o de pintura líquida, los filtros de fibra de vidrio o el filtro de cartón plegado y perforado en acordeón son los más recomendables

Más en estos artículos relacionados  Una Web bien diseñada puede ser la clave del éxito en tu negocio

La filtración del aire es fundamental en las cabinas de pintura

La gama de filtros ayuda a proteger la calidad del aire para los profesionales del sector, sometidos a las microparticulas de la pintura ya que conforman verdaderos escudos frente a patógenos, bacterias y virus causantes de enfermedades, de ahí, la importancia de un excelente control de la calidad del aire en estas instalaciones.

En ocasiones, un ahorro en la compra de los adecuados filtros puede poner en riesgo no solo la salud del personal que trabaja en el proceso sino que también el pintado de la pieza con los consiguientes costos que puede acarrear una repetición del proceso ya que las empresas que se dedican a la pintura de coches por ejemplo, no pueden supeditar el final de un buen trabajo a unas deficientes condiciones del equipo y herramientas y arriesgar el resultado final. Muchas veces, por querer ahorrar un dinero en la compra de los filtros, podemos exponernos a tener que repetir el proceso de pintar una aleta, una puerta o un guardabarros varias veces lo que al final, puede con seguridad, suponer un costo superior al ahorro que significó usar unos filtros baratos y esto, sin tomar en consideración el mayor costo que supone dedicar más horas de trabajo en el mismo cometido.

Por ello es muy conveniente tener en cuenta estos detalles a la hora de la renovación de los filtros en la cabina de pintura dónde, sabemos que hay diferentes tipos de filtros con funciones cada uno muy determinadas como por ejemplo: pre-filtros de entrada del aire, filtros de techo, filtros de retención de la pinturas y en caso de tener una depuradora, sería preciso también tener un filtro de salida de aire y carbono activo.

Más en estos artículos relacionados  El mercado textil y la confección de prendas de vestir: Compromiso con la sostenibilidad del planeta

Como es natural para obtener un buen rendimiento de la cabina lo más importante es que todos los elementos integrados en ella funcionen correctamente ya que como pieza indispensable en una cabina, es bueno saber que un filtro por sí solo no es ni bueno ni malo ya que su resultado dependerá más que nada de si es o no, el más adecuado para el desempeño del trabajo propuesto.

Como en la mayoría de las situaciones donde concurren aspectos técnicos, lo mejor es dejarse asesorar por los expertos en el tema quienes podrán evaluar sus necesidades y/o las proyecciones de su empresa y entonces, podrán recomendarle las opciones para la obtención de los mejores resultados.

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario