Cómo diseñar una cocina moderna y funcional sin olvidar el diseño

La cocina es una parte fundamental de la casa, donde pasamos gran parte del tiempo que dedicamos al hogar y merece tanta atención como el salón o los dormitorios.

La cocina es donde desarrollamos mucha de nuestra vida hogareña y familiar. No solo es el lugar donde preparamos y almacenamos los alimentos, es además un lugar de reunión y convivencia, donde compartimos tiempo elaborando platos o reunidos en torno a una mesa para disfrutarlos, con nuestra familia, pareja o amigos.

Dedicamos recursos y tiempo para hacer de otros lugares, como el salón o los dormitorios, lugares acogedores, cómodos y agradables a la vista, que además del confort que de hecho nos proporcionan, nos den sensaciones, nos inviten al relax con su decoración o sus formas.

En la cocina la instalación de puntos de luz, la distribución de los muebles y los electrodomésticos más necesarios, como el horno, la campana extractora, el refrigerador determinan el ambiente y el espacio, es importante determinar la mejor distribución de estos elementos para lograr el mayor espacio habitable y el mejor tránsito de las personas que lo vayan a ocupar.

Tan importante como la luz o la distribución es el diseño de los elementos, los materiales y el color o combinación de colores que van a ser el lienzo, el fondo sobre el que se va a desarrollar la vida hogareña de la cocina.

Y dentro de estos elementos lo más importante son las superficies, que serán las superficies de trabajo en la cocina, donde se van a manipular los alimentos, a mover los enseres y utensilios de cocina y que van a soportar el mayor desgaste a lo largo de la vida de ese espacio del hogar.

Probablemente el mejor material para estas superficies es el mármol. Sólido, resistente a golpes, arañazos, que se verá inalterable ante las agresiones del trasiego constante sobre la superficie. Otro punto a favor es la higiene, al ser superficies pulidas son extremadamente fáciles de limpiar e higienizar y no tienen rugosidades o porosidad donde puedan quedar residuos.

Otros materiales, sintéticos en su mayor parte, con el tiempo acaban perdiendo su textura, el color y será difícil que no reflejen el desgaste después de un tiempo de un uso continuo. El mármol resiste sin inmutarse el calor extremo, los golpes, los arañazos y jamás pierde el color, puesto que normalmente suele ser el color mismo de la piedra el que adorna las encimeras de mármol.

Bajo el punto de vista del diseño las encimeras de mármol, con su superficie pulida y su gama de colores, siempre dan un punto de elegancia natural y orgánica, la de la piedra. Elegancia, diseño, solidez, funcionalidad, modernidad, todo eso transmite el mármol que empresas como Encimeras Cruz puede proporcionar a ese espacio tan importante para nuestras vidas como es la cocina.

En Encimeras Cruz puedes recibir el asesoramiento que necesites para la instalación, sobre las características de cada material, precios asequibles y por encima de todo la profesionalidad que requiere una instalación de este tipo de material, siempre para mejorar tu calidad de vida.

Más en estos artículos relacionados  En busca de un cuidador para los mayores

Créditos a la foto de cabecera: Imagen de Jean van der Meulen en Pexels

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario