La compra online de productos de belleza y cosmética. Una tendencia al alza

Es indudable que la pandemia del coronavirus ha cambiado muchas cosas y entre ellas, al mundo y negocio de la belleza y cosmética que hoy mismo, enfrenta un panorama totalmente distinto a como era conocido y gestionado a finales del 2019.

A nadie le queda ya alguna duda de que el Covid-19 ha puesto del revés al mundo entero. Al modificar de manera dramática la rutina diaria de las personas y, como inmediata consecuencia los hábitos y principalmente las prioridades de consumo, muchas costumbres han debido cambiar de manera abrupta para adaptarse a las nuevas condiciones de vida y como resultado, grandes y variados sectores de negocio han entrado en profunda crisis que les han llevado incluso, al cese de operaciones.

Otros sectores en cambio, han encontrado una oportunidad para buscar nuevos frentes de negocio o explorar otras alternativas muchas de ellas impensables o cuando menos poco probables, en tiempos de prepandemia y uno de los segmentos empresariales que se ha visto forzado a cambiar su estrategia comercial ha sido el del mercado de belleza, cuidados personales y productos afines. Empresas como elespejodoble, han adaptado a los nuevos tiempos, su manera de llegar al público para vender su extenso catálogo de productos de belleza y cuidado personal con la creación de una plataforma online que les permite ofrecer de manera simultánea un amplísimo stock que satisfará las preferencias de los clientes más exigentes.

La necesidad de mantener tanto el “distanciamiento social” como el aforo impuesto a las tiendas físicas, ha hecho de la alternativa de una plataforma online donde poder buscar desde la comodidad de tu casa el producto que necesitas, la “estrella”en las preferencias de usuarios y clientes a la hora de la compra online, modalidad que ya alcanza prácticamente, todos los sectores del retail, desde tiendas de alimentación, pasando por cadenas de comida rápida y empresas de comercialización de productos de belleza sector en el cual y hasta ahora, el contacto físico se estimaba como indispensable.

Más en estos artículos relacionados  Un comparador de productos financieros: tu mejor alternativa a la hora de decidir

Sin embargo la aparición de nuevas herramientas digitales que buscan mejorar la experiencia han contribuido a la firme implantación de la alternativa online a la hora de comprar productos de belleza.

A esto han contribuido también de manera clara, los cambios en las tendencias y demandas de los clientes ha ido variando con el tiempo como resultado directo de la pandemia y la obligada permanencia en casa de vastos sectores de la población. Por ejemplo y como dato casi anecdótico, el uso permanente de la mascarilla ha disminuido el consumo de la barra de labios y aumentado de manera sustancial, la demanda de productos para el maquillaje de ojos tales como rimmel, sombras, y marcadores de cejas al tiempo que también ha aumentado el consumo de cremas depilatorias y pinzas para la depilación de cejas.

Las nuevas tendencias de búsqueda en Google por otro lado, casi ponen en duda el retorno masivo de clientes a los centros de belleza y potenciará en cambio, la adquisición online de productos y la proliferación en la red de tutoriales para la correcta aplicación de tratamientos ya que el hecho de tener que permanecer más tiempo en casa, no elimina -necesariamente- la rutina del cuidado personal y/o de tratamientos de belleza y, en algunos caso, como el del teletrabajo desde el hogar con la participación en actividades de la empresa por videoconferencias o reuniones virtuales, ha obligado a dedicar al arreglo personal, un cuidado más esmerado que en otras circunstancias.

Como dato a tener en cuenta, los profesionales del sector de venta online de productos de belleza y afines han reportado que en 2020, la venta de “kits de uñas de acrílico”, los productos capilares como tintes y mascarillas suavizantes, tuvieron un aumento superior al 150% respecto del año anterior y que porcentajes muy parecidos se manejan en otros productos tales como cremas y lociones para el cuidado de la cara, el pelo y depilación y todo esto, sin contar que de manera muy importante, se nota un fuerte incremento de la venta de productos de cosmética masculina con especial atenciones a lociones para el cuidado del cabello y prevención de la calvicie y …¡cremas depilatorias!… abriendo así, un potencial mercado que muestra una curva de ascenso muy marcada. Y es que ya resulta común que los hombres se depilen cejas, pecho y piernas así como también que cuiden la piel de su rostro con mascarillas que antes, solo tenían salida en el sector femenino. Sin lugar a dudas, la pandemia del Covid sí que ha cambiado el mercado de los productos de belleza.

Más en estos artículos relacionados  4 herramientas para proteger tus muebles en una mudanza

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad ecología economía empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario