Los servicios de un notario

Tarde o temprano la mayoría de las personas tienen que recurrir a los servicios de un notario.

Son muchos los trámites a los que es preciso revestir de cierta seguridad jurídica, siendo un notario el funcionario que puede llevar a cabo este tipo de servicios.

Pero son muchas las personas que desconoce cuáles son estos servicios y cuánto cobra un notario por cada uno de los trabajos para los que se le puede contratar. Para ello, en este post se repasan cuáles son las labores que desempeña un notario y qué precios suelen cobrarse en las notarías.

¿Qué servicios desempeña un notario?

Un notario está considerado como un funcionario público cuyo cometido es proporcionar seguridad jurídica preventiva y garantizar la legalidad de actos y contratos entre particulares, empresas e instituciones. La firma de un documento ante notario otorga la garantía de que el acto que se plasma en un documento y se firma por las partes se inscribe dentro del marco de la Ley y adquiere así un carácter definitivo e inamovible.

Además, el notario también ejerce la labor de asesorar de manera imparcial, hacer la redacción de las escrituras o protocolos notariales acorde a lo estipulado por la Ley. Las escrituras están reconocidas como documentos con valor legitimador, probatorio y ejecutivo. Los tratos o acuerdos privados quedan legitimados y adquieran carácter público gracias a la firma y sello del notario.

Entre los servicios que presta un notario se destacan:

  • Asesoramiento en lo respectivo a asuntos o negocios personales, familiares o empresariales, por ejemplo, en cuestiones como la compraventa de un buen inmueble, hacer testamento, dar un poder o poner en marcha una empresa.
  • La redacción y firma de escrituras o documentos entre particulares como:
  1. Compraventas
  2. Otorgamiento de poderes
  3. Capitulaciones matrimoniales
  4. Testamentos
  5. Donaciones
  6. Préstamos personales e hipotecarios
Más en estos artículos relacionados  Una oportunidad para torcer la historia humana

Entre los documentos de tipo empresarial que requieren la presencia y firma de un notario se destacan:

  • Constitución de una sociedad.
  • Fusiones, escisiones y transformaciones
  • Financiación de empresas.
  • Disolución de una sociedad.
  • Transmisión de acciones.
  • Transmisión de patentes y marcas.
  • Leasing inmobiliario.

¿Cuánto cobra un notario?

Los honorarios de un notario reciben el nombre de aranceles y están establecidos por el Estado en un Real Decreto del año 1989. Así, los documentos notariales como los poderes, las capitulaciones matrimoniales o los testamentos tienen un coste fijo, mientras que otros, como la constitución de una hipoteca o las escrituras de compraventa tienen un precio que va en función el precio con el registro la compraventa del inmueble. Así, los aranceles que suelen pagarse por el otorgamiento de una escritura pública de compraventa oscilan entre los 600 y los 1.000 euros.

Estos honorarios del notario suelen pagarse en la notaria, incluyéndose también otros costes como los impuestos pagados al Estado por el trámite, así como la retribución de otros profesionales que hayan tomado parte en las gestiones. Los aranceles notariales no solo se emplean para el pago de los honorarios del notario, también se utilizan para abonar los suelos de los trabajadores de la notaría, así como para el mantenimiento y conservación de las escrituras en el archivo y el pago de un seguro de responsabilidad civil.

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario