Generación hashtag

Una investigación europea nos dice cómo los adolescentes experimentan los videojuegos. Los serious games (juegos serios o juegos educativos), como aliados en la lucha contra el odio.

A nivel europeo, el 97% de los adolescentes (de 12 a 17 años, de los cuales el 40% son niñas) juegan o han jugado videojuegos, y el tiempo que están frente a la pantalla varía de media hora a 1-2 horas al día.  El 45% está de acuerdo con la censura de los discursos de odio, el 66% nunca ha reportado ninguna situación de este tipo. La mayoría de los discursos de odio, según los encuestados, son racistas (29%), basados en la orientación sexual (21%) y el origen nacional y étnico (19%). El 70% de los jóvenes están de acuerdo en que no es “genial” ser un hater (odiador), el 52% no se toma en serio el discurso de odio y el 67% no se siente afectado por este fenómeno a diario.

Estos son algunos de los datos que surgen de la investigación realizada por la Universidad del Algarve junto con Zaffiria, COSPE y los socios del proyecto europeo “Play Your Role” sobre 3 países (Italia, Lituania y Portugal), con casi 600 adolescentes de entre 11 y 20 años.

Los adolescentes, los chicos de la “Generación hashtag”, como los llama Maura Manca en su libro, realmente experimentan el smartphone como una prótesis de su identidad, que se ha convertido en una parte integral de sus vidas. También jugar en línea e interactuar dentro de las comunidades de juego es el pan de cada día de los adolescentes y el mundo de los videojuegos tiene una fuerte influencia en su comportamiento y en el manejo de los conflictos.

Por lo tanto, los videojuegos son mejores que otras plataformas virtuales para comprender cómo los niños y adolescentes, con sus vulnerabilidades, están expuestos a la violencia y a la incitación al odio, cómo son víctimas pasivas, autores o simplemente espectadores más o menos activos y conscientes.

Sin embargo, no debemos olvidar que los videojuegos pueden ser excelentes herramientas educativas, capaces de concentrar y motivar a los jóvenes para que aprendan habilidades basadas en el desarrollo del pensamiento crítico, la cooperación y la interacción.

La investigación ha tratado de comprender cuánta conciencia hay sobre la incitación al odio en los videojuegos, pero también el uso y la consideración que los niños tienen de los juegos educativos.

Los resultados dicen que todavía queda mucho trabajo por hacer tanto en el primer aspecto, la concienciación (los estudiantes consideran que la incitación al odio es un comportamiento arraigado en muchas comunidades de juegos y la mayoría de los usuarios lo consideran un hecho) como en el desarrollo de los llamados serious games (juegos educativos), ya que sólo el 20% de los encuestados los juegan regularmente y sólo el 36% de estos niños y niñas ven los videojuegos como una forma de aprender, mientras que las comunidades de juegos más populares son vistas por el 57% como un lugar para hacer amigos.

Los juegos educativos y la “ludificación” refuerzan el impacto positivo que los videojuegos pueden tener en la resolución de problemas y el compromiso, y pueden ser una forma de combatir la violencia y la incitación al odio en las comunidades de juego.

Por consiguiente, los nuevos instrumentos y las nuevas perspectivas pueden desempeñar un papel crucial en la lucha contra el odio y en el fortalecimiento de la ciudadanía activa entre los jóvenes.

El proyecto europeo “Play your role” pretende aprovechar el potencial positivo del videojuego para proporcionar espacios seguros de confrontación, reforzando y recompensando los comportamientos positivos y utilizando un enfoque lúdico de temas complejos, con un lenguaje que hable directamente a los jóvenes. El objetivo principal del proyecto es combatir la incitación al odio en línea, utilizando videojuegos, una de las prácticas que más gustan a los jóvenes.

Por este motivo, el proyecto prevé la realización de un hackaton europeo, en línea, de septiembre a diciembre, titulado “Games against hate speech (Juegos contra la incitación al odio)” en el que se desarrollarán nuevos videojuegos para contrastar la incitación al odio, gracias a la labor de 4 equipos de desarrolladores de Francia, Alemania, Italia y Polonia. Además, se han elaborado 15 itinerarios educativos basados en videojuegos con el objetivo de estimular la conciencia de los jóvenes sobre la incitación al odio y promover su proactividad para contrastarla y prevenirla.

Los juegos e itinerarios estarán disponibles en la plataforma www.playyourrole.eu  para chicos/as, profesores y padres.



Pressenza
Traducción de Estefany Zaldumbide

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: