La juventud prefiere una república: entre los 18 y los 24 años la monarquía solo tiene un 21,4% de apoyo

Quieren decidir y quieren pasar página: la juventud española suspende a todos los miembros de la Casa Real.

La juventud española en edad de votar se muestra claramente favorable a la república en el caso de que se celebrara un referéndum sobre el modelo de Estado. Entre los 18 y los 24 años, un 54,6% se decantaría por la opción republicana; el 21,4% lo haría a favor de la monarquía. El resto, o no sabe, o se abstendría, o votaría en blanco. Entre los 16 y 18, el porcentaje de indecisión es mayor (32,1%), aunque la opción más votada también es la república (48,6% frente al 19,4% de la monarquía). Es una de las conclusiones que se extraen de la encuesta realizada por el instituto demoscópico 40dB. para 16 medios independientes*.

La opción monárquica, de hecho, solo ganaría entre los votantes mayores de 55 años. El resto, en mayor o menor medida, está a favor de prescindir de la Corona.

Además, la pertinencia de hacer el referéndum en sí mismo triunfa abrumadoramente entre la juventud, que es la más partidaria de poner urnas y decidir. Así lo cree el 60,9% de los y las jóvenes entre 18 y 24 años.

¿Pero cuál es la razón para que este grupo de población sea tan proclive a votar y, además, a hacerlo a favor de la república? Quizás la explicación se encuentre en su reticencia a consumir información política, por lo demás bastante parca a la hora de abrir este debate. Según la misma encuesta, la opinión que tienen sobre la Corona, por tanto, parece estar menos mediatizada que la de sus mayores.

El 60,6% de los jóvenes entre 16 y 17 años no lee jamás la prensa política. Entre los 18 y los 24, el 30,4% tampoco lo hace nunca. Sí ven la tele, aunque muchísimo menos que los votantes de más edad: más del 50% de los mayores de 55 años consume diariamente información política en televisión; entre los 18 y los 24, ese seguimiento diario solo lo hace el 32,2% de los jóvenes. Y la radio tampoco seduce a la juventud: en plena formación, entre los 16 y los 17 años, el 58,4% jamás escucha las noticias sobre política. Si hay un medio a través del cual se informan de política, ese es Internet: el 39,3% de los españoles y españolas entre los 18 y los 24 años sigue a diario ese tipo de información de forma digital.

A la hora de poner notas, destaca el poco aprecio que tienen por la Corona y por la Iglesia católica. Del 1 al 10, quienes están cerca de obtener el derecho al voto (16-17 años), le dan un 2,6 a la monarquía y un 2,2 a la Iglesia. En la siguiente franja de edad, entre los 18 y los 24, las cifras son muy similares. Las Fuerzas Armadas, eso sí, están muy bien vistas. Ahí no hay grandes diferencias: aprueban en todas las franjas, aunque más entre los más mayores.

Entre los miembros de la Casa Real, el que sale peor parado es el anterior jefe del Estado, Juan Carlos I. La nota más baja se la dan los españoles que nacieron entre 1996 y 2002. No vieron al rey emérito posicionarse contra el golpe de Estado del 23-F ni inaugurar en directo los Juegos Olímpicos de Barcelona. Tampoco la Expo de Sevilla. Aquellos fastos, que hacían ingresar a España en la modernidad, no tienen ningún peso en su memoria y muy poco en su opinión: le dan un 2,4 sobre 10. En cualquier caso, aún mantienen una cierta esperanza en su hijo, Felipe VI, que en esa franja de edad es el individuo mejor valorado de la Casa Real, aunque no llega al aprobado: lo puntúan con un 4,4.

Además, los jóvenes no entienden la inmunidad real. No creen que deban existir diferencias judiciales entre un rey y el resto de la ciudadanía. A su juicio, el monarca debería poder ser juzgado también mientras esté en el ejercicio de su cargo. Los porcentajes a este respecto son elevadísimos: un 60,5% (entre los 16-17 años) y un 66% (entre los 18-24 años). En esas franjas de edad, la mayoría se decanta también por que el rey deje de ser el jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

Cuando se cruzan los temas, es significativo ver cómo la monarquía va obteniendo una mejor opinión conforme se cumplen años y los sindicatos van a peor. La tendencia entre los jóvenes es exactamente la contraria. De hecho, los únicos que aprueban a los sindicatos son los jóvenes entre 18 y 24 años: le otorgan un 5,3. El resto de la población los suspende, una dureza que llega a su grado máximo entre los jubilados, que le dan un 3. Para alguien mayor de 65, en España no hay ninguna institución que sea peor que un sindicato.


Puedes descargar el informe sobre #EncuestaMonarquía aquí.

La Encuesta sobre la Monarquía

Es una iniciativa impulsada por la Plataforma de Medios Independientes (PMI), que agrupa a 16 cabeceras. Para poder realizar la mayor encuesta hecha nunca en España sobre la monarquía, la PMI organizó una recaudación de fondos que logró completar en un solo día. La encuesta fue encargada a 40dB., el instituto de opinión dirigido por Belén Barreiro, expresidenta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas). La propuesta de poner en marcha este proyecto surgió tras la solicitud de estos medios al CIS de una encuesta sobre la monarquía, un asunto sobre el que el organismo lleva más de cinco años sin preguntar. Estos son los medios: Alternativas Económicas, Catalunya Plural, Carne Cruda, Crític, Ctxt.es, Cuartopoder, El Salto, La Marea, La Voz del Sur, Luzes, Mongolia, Nortes, Praza Pública, Pikara Magazine, Público y Nueva Tribuna. Y estas, las personas que lo han hecho posible [Ver listado completo].



Manuel Ligero

La Marea

Créditos a la foto de cabecera: Manifestación por la República Popular frente a la monarquía corrupta y las miserias del sistema, convocada por la Coordinadora 25-S en Madrid (25-07-2020)

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales renta básica salud sanidad servicios públicos sociedad tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: