ANTIFA. El manual antifascista

 “ANTIFA – The Anti-Fascist Handbook” del autor Mark Bray, quien es profesor titular de Educación Comparada en el Centro de Investigación de Educación Comparada de la Universidad de Hong Kong.

Mark Bray ha investigado y publicado materiales sobre el estudio de la educación comparada en áreas que incluyen la formulación de políticas, finanzas y la planificación de los sistemas educativos, y también fue uno de los organizadores de Occupy Wall Street.

En su libro presenta una investigación inteligente y emocionante y nos ofrece una mirada única dentro del movimiento, incluido un estudio detallado de la historia de antifa desde sus orígenes hasta la actualidad: la primera historia mundial del antifascismo en el período de la posguerra. Basándose en entrevistas con antifascistas de todo el mundo, el libro detalla las tácticas del movimiento Antifa y la filosofía detrás de él, ofreciendo información sobre la creciente, pero aún mal entendida, resistencia contra la extrema derecha.

Dado que el fascismo existe, también existe el antifascismo, también conocido como “antifa”. Nacido de la resistencia a Mussolini y Hitler en Europa durante las décadas de 1920 y 1930, el movimiento antifascista apareció repentinamente en los titulares en medio de la oposición a la administración Trump, el ascenso de la extrema derecha y el resurgimiento de grupos supremacistas como el Ku Klux Klan.

El libro se puede comprar en Amazon a través de este enlace.



Jacqueline Melo

Pressenza IPA

Créditos a la foto de cabecera: Portada del libro ANTIFA – The Anti-Fascist Handbook de Mark Bray

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales renta básica salud sanidad servicios públicos sociedad tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: