Cuando la gente solo importa como mano de obra…

Ante las medidas anunciadas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular), de confinar a la población de los barrios donde hay más casos de covid19, que coincide con las zonas más pobres y peor cubiertas por los servicios públicos, la ciudadanía ha respondido con movilizaciones en distintos puntos para denunciar sus «políticas segregacionistas» y pedir la dimisión de Díaz Ayuso.

Las medidas suponen el confinamiento en el barrio, no poder llevar a los niños al parque, etc. Pero sí se puede ir a trabajar, a clase o salir por razones de obligado cumplimiento, del mismo modo que se puede ir a las casas de apuestas, por ejemplo.

Protestas en Madrid por las medidas arbitrarias de confinamiento. / Vídeo de Pressenza IPA

Esto implica que se va a salir de las zonas afectadas o que es posible la movilidad porque a la “economía” le va bien, pero que las personas no cuentan una vez más. Solo tener que tomar los medios públicos de transporte, donde hay un hacinamiento total, supone un riesgo enorme, algo a lo que no ha dado respuesta el gobierno madrileño.

Del mismo modo que en las medidas presentadas por Ayuso tampoco están contemplado ampliar medidas sanitarias; por contra, la política regional sigue privatizando servicios públicos.

Para llevar a cabo las medidas anunciadas, que entran en vigor este lunes 21 de septiembre, la presidenta ha contado inevitablemente con el apoyo de Ciudadanos, con quienes conforman gobierno, y cuya cabeza visible en el gobierno regional es el vicepresidente Ignacio Aguado.

La situación de la Comunidad de Madrid, la región con más casos de coronavirus en España, está llegando a una nueva situación de desborde. Y ello, por diferentes razones pero especialmente -según los convocantes de las protestas- por el hacinamiento, la precariedad y la falta de recursos públicos, como apuntábamos más arriba.

Más en estos artículos relacionados  Renta Básica o barbarie: la emergencia sanitaria aviva la demanda de un ingreso incondicional para toda la población

La “incompetencia, improvisación y  deriva del gobierno regional” es alarmante y está llevando a los madrileños a una situación grave. Ante la cual, están anunciadas para los próximos días, movilizaciones en el sector sanitario y educativo, donde son más palpables las medidas o falta de las mismas de Ayuso. La preocupación por las políticas regionales es máxima en este momento en Madrid.

Sin medidas para paliar las condiciones que provocan los peores números de la pandemia desde el inicio de la emergencia sanitaria, – como medios en las escuelas, en el transporte público o personal y medios en los centros salud de la atención primaria -, las medidas del gobierno madrileño, en lugar de atacar la situación epidemiológica global de la ciudad, se limitan a hacer la vida imposible a quienes ya la tienen imposible por sus condiciones ‘normales’ de vida y de trabajo. Pero que no dejen de ir a trabajar.



Pressenza IPA

Créditos a la foto de cabecera: Protestas en el barrio de Vallecas, ante las puertas de la Asamblea de Madrid. / Imagen de C. Estévez – Pressenza IPA

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad ecología economía empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario