Dark: personajes reales del pasado que influyen en un presente de ficción

Targaryen, Stark, Lannister, Baratheon… Las familias de Juego de Tronos surgieron de la imaginación de su autor, George R.R. Martin, pero el éxito de la serie de HBO hizo que sus apellidos llegaran a las enciclopedias. Ahora, otra serie tiene familias como protagonistas. Y sus apellidos están en las enciclopedias virtuales, pero refieren a personajes que realmente existieron.

Fernando Arturo Muñoz Pace, Universidad de Palermo

El nuevo éxito global del streaming tiene nombre: Dark, una producción de Netflix –la primera de origen alemán– cuyo tema principal son los viajes en el tiempo. Creada por Baran Bo Odar y Jantje Friese, sus protagonistas pertenecen a las familias Nielsen, Tiedemann, Kahnwald y Doppler, que viven en el pueblo de Winden, rodeado de bosques, profundas cuevas y una planta nuclear. Estos apellidos también pertenecen a personajes que, de diferente forma, influyeron en su época y en el futuro. Es decir, en nuestro presente. Veamos algunos de ellos.

Nacido en Austria, en una familia de buen pasar económico, Christian Andreas Doppler (1803-1853) mostró su interés por las matemáticas desde joven y en la Universidad de Viena también se interesó por la astronomía y la mecánica. En 1842, publicó Sobre la luz coloreada de las estrellas dobles, donde sostiene que el tono del sonido de una fuente en movimiento varía para un observador que permanece inmóvil. Por ejemplo, cuando escuchamos la sirena de una ambulancia que se acerca y luego se aleja. De la misma manera, dice Doppler, el color de la luz de una estrella debería cambiar, de acuerdo con la velocidad de la estrella en relación con la Tierra.

Árbol genealógico de las familias de la serie Dark. Wikimedia Commons / Pablogvahi, CC BY-SA

El efecto Doppler

El llamado efecto Doppler es la base teórica sobre la cual funcionan diversos equipos de diagnóstico médico. La Clínica Mayo explica que “la ecografía Doppler es una prueba no invasiva que calcula el flujo de la sangre en los vasos sanguíneos haciendo rebotar ondas sonoras de alta frecuencia (ecografía) en los glóbulos rojos circulantes. ¿Semejanzas con la serie? Los Doppler de Dark tienen dinero y, en los años 50, darán impulso a la construcción de la central nuclear.

Friedrich Tiedemann (1781-1861), en tanto, fue conocido como “el gran fisiólogo de Heidelberg”. Entre 1816 y 1849 fue profesor de anatomía, fisiología y zoología en la universidad de esa ciudad alemana. Aquí dos coincidencias con la serie. Tiedemann ejerció la docencia durante 33 años, período clave para los viajeros del tiempo en Dark. Además, estudió anatomía en Marburgo, una ciudad nombrada en varios capítulos de la serie.

De la obra de Tiedemann sobresale Sobre el cerebro del negro comparado con el del europeo y el orangután (1837), donde postula que el cerebro de las personas negras debía compararse con el de personas caucásicas y no con el del simio.

En el sitio de la universidad dice que este concepto resultó controvertido para la época, porque la esclavitud era una práctica común. El fisiólogo también se había opuesto a la ejecución de personas realizada con espada en 1829. Recién fue abolida en Heidelberg en 1844.

Además, Tiedemann, junto con Leopold Gmelin, en 1827, publicó un trabajo científico (Algunos componentes nuevos de la bilis del buey) donde describe la taurina, un aminoácido que aislaron de la bilis del toro y que hoy se utiliza en pequeña proporción en las llamadas bebidas energizantes -–la marca líder del mercado tiene al toro en su nombre y logotipo–.

Arthur C. Nielsen (1897-1980) no era alemán sino estadounidense. Comenzó con una empresa de marketing en 1923 para testar generadores y otros equipos industriales. Luego, creó índices para mediciones de productos de consumo masivo (1933). Pero su mayor contribución fueron las mediciones de las audiencias en la radio (1936) y en la televisión (1950). En los últimos días, Nielsen Company anunció una reestructuración que incluye el despido de 3 500 empleados.

Los Kahnwald no aparecen en Wikipedia anclados al mundo real. Pero el personaje Hannah Khanwald es la hija de Sebastian Krüger, homónimo de un pintor de Hamelin (Alemania), nacido en 1963 y adscrito al nuevo realismo pop. Es conocido por sus retratos de los Rolling Stones –algunos de ellos se vendieron por 1,1 millones de euros–.

Pionero de la ciencia ficción

La duda de muchos fans de Dark es la existencia del libro Un viaje a través del tiempo, obra del ficticio relojero H.G. Tannhaus. No aparece en la enciclopedia, pero las iniciales son las mismas de H.G. Wells (1866-1946), quien escribió La máquina del tiempo (1895) y La guerra de los mundos (1898). Junto con Julio Verne (1828-1905), fue uno de los pioneros de la ciencia ficción, género revitalizado en los últimos años por series como Dark, Fringe (2008-2013) o Stranger Things (2016-2019).

Si Tannhaus es un émulo de Wells, el argumento de Dark, en líneas generales, tendría algunas coincidencias con la obra del autor inglés. “La visión sombría de un mundo moribundo muestra que, en su visión a largo plazo de las perspectivas de la humanidad, Wells sintió gran parte del pesimismo prevaleciente en la década de 1890”, explica la Enciclopedia Británica al comentar La máquina del tiempo.

Mientras los fans tratan de descubrir si Winden existe en realidad y algunos medios se preguntan si habrá una cuarta temporada –en principio, no–, su intrincada trama nos depara sorpresas a cada paso. Hasta en los apellidos de sus personajes.

Fernando Arturo Muñoz Pace, Profesor de Periodismo, Universidad de Palermo

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Créditos a la foto de cabecera: Imagen promocional de Dark. / Imagen de Netflix

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales renta básica salud sanidad servicios públicos sociedad tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: