Trump y AMLO: Luna de miel sin muro y sin Hitler

En una auténtica luna de miel o por lo menos un matrimonio que renovó sus votos en la Casa Blanca se convirtió la reunión entre los presidentes Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Nada de reproches, ni alusiones al muro donde un día antes del encuentro Trump público una foto en Arizona, nada de calificar de narcotraficantes y violadores a los migrantes mexicanos por parte del estadunidense, ni su petición de apenas diciembre del 2019 de dispar a las piernas de los migrantes que crucen la frontera, silencio respecto a su actual batalla legal que pretende deportar a México a más de 600 mil dreamers o estudiantes.

Tampoco del lado mexicano hubo una defensa enfática de esos agravios. El tabasqueño olvidó en aras de su amistad con Trump, cuando en 2017, siendo dirigente de Morena, denunció en Estados Unidos y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  a Donald Trump por la campaña de odio contra los mexicanos.

“Es una canallada que Donald Trump y sus asesores, se expresen de los mexicanos como Hitler y los nazis se referían a los judíos”, dijo en aquel entonces el hoy amigo del presidente de Estados Unidos. ¿Amnesia total o matrimonio por conveniencia?

En la Casa Blanca ninguna alusión de los más de 8 mil migrantes que han fallecido desde 1995 a la fecha con el reforzamiento de la frontera norte. Mutis en temas como los niños migrantes detenidos en calidad de presos, en jaulas en centros de detención en Estados Unidos. Tampoco nada de las redadas y deportaciones de miles de mexicanos durante el mandato de Trump.

Matrimonio transfronterizo que se sostiene con discursos de amistad, pero también con acuerdos por debajo de la mesa, como la creación de la Guardia Nacional en México para detener las caravanas de migrantes centroamericanos que buscan el llamado sueño americano a cambio de la no imposición de aranceles a productos mexicanos.

Carlos Arango, presidente del Frente Nacional de Inmigrantes, lamentó que no haya existido una defensa enfática del mandatario mexicano en temas como el muro fronterizo y la constante agresión a los migrantes.

Alertó que con la puesta en vigor del T-MEC, que tanto festejaron los dos mandatarios, se hayan firmado acuerdos no publicados para fortalecer el freno a la migración mexicana y centroamericana, como ya lo hace la Guardia Nacional en el sureste mexicano.

Dijo que en materia migratoria no hay nada que celebrar del encuentro Trump-López Obrador, ya que a partir del arranque del T-MEC, como ocurrió con el TLCAN en 1994, se incrementará el flujo y la muerte de migrantes en la frontera norte, todo ello por la grave situación económica y de desempleo en México.

Al margen del muro: Quién parece no entender la gravedad de la pandemia del Covid-19 es paradójicamente Zoé Robledo, director del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), quien ya estuvo contagiado por el virus. La integrante de la dirigencia nacional del PRD, Adriana Díaz Contreras, advirtió del grave riesgo de la reapertura de las guarderías del IMSS, que podría convertir estos lugares en “focos rojos” de infección y poner en riesgo la salud y vida de miles niños y madres trabajadoras.



Luis Carlos Rodríguez

SomosMass99

américa capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 protestas racismo RBU redes sociales renta básica salud sanidad servicios públicos sociedad tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: