En memoria de Amadou Diallo, víctima guineana de violencia policial en Estados Unidos

El reciente aumento de las protestas de Black Lives Matter en Estados Unidos destaca una larga historia de maltrato policial contra estadounidenses negros. Las protestas BLM recuerdan al mundo el drama de Diallo.

El 25 de mayo, un agente de policía blanco mató a George Floyd, un hombre negro, Mineápolis, Minnesota. Desde su muerte, protestantes y activistas salieron a las calles, dieron los nombres de innumerables personas que murieron a manos de la policía, como Amadou Diallo, joven guineano llegado a Estados Unidos para estudiar.

A Diallo, 23 años, le dispararon brutalmente 41 veces a la entrada de su apartamento el 4 febrero de 1999, cuatro agentes vestidos de civil de la ciudad de Nueva York, que formaban parte de la extinta “unidad de delitos callejeros”. Los cuatro dijeron que Diallo era sospechoso de violación y que pensaban que llevaba una pistola, pero solo llevaba su cartera.

Los cuatro policías, Edward McMellon, Sean Carroll, Kenneth Boss y Richard Murphy, fueron acusados de homicidio en segundo grado. Al final, fueron declarados inocentes; como suele ocurrir, la Policía se beneficia de total impunidad en los tribunales estadounidenses. Esta absolución enfureció a muchos estadounidenses de todas las razas y llevó a  protestas nacionales.

El policía Kenneth Boss mantuvo su puesto pero “su arma fue reasignada” en 2012. El agente Carol presentó una “emotiva disculpa” a la familia pero recién después de mucho tiempo, según el escritor Janus Marton.

Nueva York “ha sido el mayor experimento de multiculturalismo del mundo durante siglos, atrae a personas ambiciosas con sueños y talento de todo el país y del mundo a sus cinco distritos”, señala Marton, que recuerda que el juicio de los cuatro agentes se llevó a cabo en la vecina Albany por la preocupación de que no “pudieran obtener un juicio imparcial en el Bronx”, distrito de Nueva York donde mataron a Diallo.

Décadas después de la muerte de Diallo, los manifestantes de Black Lives Matter recuerdan las circunstancias de su terrible muerte a manos de los policías de Nueva York, y mencionan al gobernador estatal, Andrew Cuomo, por su pasividad en responsabilizar a la Policía.

Jesse McKinley, jefe de la oficina de The New York Times de Albany, escribió:

NUEVO: Las familias de las victimas de asesinatos de la policía de Nueva York –Amadou Gallo, Ramarley Graham, Kimani Gray, entre otros– enviaron una dura carta al gobernador Cuomo, le dijeron que ha sido “uno de los mayores obstáculos” para la rendición de cuentas de la policía.

Lee aquí la carta

“El maltrato policial mata a otro más”.
Manifestación contra maltrato policial de Amadou Diallo frente a la Casa Blanca, 15 de febrero de 1999. Fotografía de protesta de Elvert Xavier Barnes vía Flickr (CC BY 2.0).

¿Quién era Amadou Diallo?

Diallo nació en Liberia de padres guineanos, Saikou y Kadiatou Diallo, y era el mayor de cuatro hermanos, explica el escritor africano Ayodale Braimah. Sus padres exportaban piedras preciosas entre África y Asia, lo que dio a su hijo la posibilidad de estudiar en varios países, como Tailandia, donde vivió un tiempo con su madre después del divorcio de sus padres.

Kadiatou Diallo, la madre de Amadou, es una luchadora que se casó a los 13 años y se quedó embarazada de Diallo a los 16. Se formó por su cuenta y comenzó un negocio en Tailandia.

Como estudiante de inglés, se sintió atraído por la cultura estadounidense. En 1996, siguió a su familia a Nueva York donde comenzó un negocio con un primo; trabajó durante un tiempo como vendedor ambulante con aspiraciones de estudiar inglés e informática.

Una madre en duelo, una ciudad en duelo

Kadiatou Diallo, la madre de Diallo, estaba en Guinea cuando recibió la noticia de que a su hijo lo habían matado a tiros oficiales de policías. Viajó a Estados Unidos y empezó a luchar por su memoria, y se convirtió en “un símbolo de la lucha contra el maltrato policial” en el país, y utiliza su experiencia para fortalecer a otros, escribió la bloguera Charisma Speakers.

“La señora Diallo humaniza la tragedia de los perfiles raciales y el maltrato policial, y sigue trabajando duramente con los líderes de la comunidad para lograr un cambio”, siguió Charisma Speakers.

La familia Diallo demandó al Departamento de Policía de Nueva York por 61 millones de dolares por muerte injusta y, finalmente, llegaron a un acuerdo por tres millones, según Alexandra Starr de Radio Pública Internacional, que en 2014 escribió sobre el legado del asesinato de Diallo, con motivo de los 15 años de la muerte de Diallo: “Usaron parte de este dinero para crear la Fundación Amadou Diallo y un fondo para becas escolares en 2005″, y los estudiantes siguen beneficiándose hasta el día de hoy.

En 2003, en el cuarto aniversario de la muerte de Amadou Diallo, la ciudad de Nueva York inauguró la placa de la plaza Amadou Diallo en el Bronx para honrar su memoria.

Kadiatou Diallo ha trabajado con 100 Blacks in Law Enforcement Who Care, grupo de defensa legal para mejorar el sistema policial en la ciudad de Nueva York, y también trabajó con políticos locales para que se apruebe una ley de discriminación racial en Albany, Nueva York.

En 2004, Kadiatou Diallo escribió un galardonado libro titulado “Mi corazón cruzará este océano: Mi historia, mi hijo, Amadou“. Apareció en el documental “Muerte de dos hijos” en 2006 y “El hijo de todas las madres“, que habla de tres madres cuyos hijos desarmados murieron a manos del Departamento de Policía de Nueva York.

La tragedia de Diallo ha inspirado más de 20 canciones, cinco series documentales y dos películas.

Black Lives Matter hoy

Las protestas Black Lives Matter que estallaron como respuesta al asesinato de George Floyd, hicieron que muchos usuarios de Twitter evocaran el nombre de Amadou Diallo, más de 20 años después de su terrible asesinato.

Clara || BLM (@quiteclara) recomienda una serie documental sobre el caso de Diallo:

Serie de Netflix ” Juicio de los medios” episodio 3 “41 disparos”.
En 1999, cuatro agentes policiales de Nueva York dispararon 41 veces contra Amadou Diallo, 19 tiros fueron mortales, fuera de su apartamento. Diallo estaba desarmado. Los cuatro agentes fueron acusados de asesinato de segundo grado, pero los declararon inocentes.

¿Por qué alguien aceptaría la premisa de que “si no corres” o “no te resistes al arresto” de la Policía nada malo te va a pasar? Acabamos de ver lo que ocurrió con George Floyd. Breonna Taylor estaba durmiendo en su casa, literalmente.
———————-
Tengo edad suficiente para recordar a AMADOU DIALLO y ABNER LOUIMA. Ya basta. Más de 20 años después no hemos pasado página. Dejen de decirle a los negros lo que deberían haber hecho o lo que deberían hacer para que no los maten. Es al revés.

Esto escribe el antropólogo African (@Mx_chichi):

Esta es la misma policía de Nueva York que dio ascenso a Kenneth Boss, uno de los hombres que mataron a Amadou Diallo. Después de haberle disparado 41 veces y de que 19 balas le traspasaron el cuerpo. Los agentes policiales de Nueva York involucrados nunca rindieron cuentas. Dijeron “Tumesema lo siento!”, y los “perdonaron”.
——————–
PARA VER 🚨 El jefe de Policía de Nueva York, Mike O’Meara, atacó a los medios hoy:
“Dejen de tratarnos como animales y matones, y empiecen a tratarnos con algo de respeto. … Nuestros legisladores nos abandonaron. La prensa nos difama. Es repugnante”.

Felonious Munk, comediante etíope-estadounidense, recuerda los nombres de otros hombres negros a quienes mató la Policía en Estados Unidos:

Obama era presidente cuando mataron a Mike Brown, Eric Garner y Tamir Rice. Clinton era presidente cuando mataron a Amadou Diallo (y muchos otros). ¿Por quién votamos para que dejen de matar impunemente a los negros?
—————–
Si quieres cambiar Estados Unidos, regístrate para votar.



Abdoulaye Bah
Traducido por Marta Capua

GlobalVoices

Créditos a la foto de cabecera: Manifestación contra maltrato policial de Amadou Diallo frente a la Casa Blanca, 15 de febrero de 1999. / Fotografía de protesta de Elvert Xavier Barnes vía Flickr (CC BY 2.0).

américa capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales economía educación empleo entretenimiento españa estados unidos historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente música neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 protestas racismo RBU redes sociales renta básica salud sanidad servicios públicos sociedad tecnología trabajo unión europea

Entradas relacionadas

No te guardes tu opinión, nos interesa: