El Día de la Liberación de Italia: Lecciones de ayer para la historia de hoy

Aunque la gente no se reunirá en las calles y plazas, habrá conexión y transmisiones virtuales para recordar a los italianos los valores democráticos, la solidaridad social, el pluralismo cultural y los derechos civiles que surgieron para formar parte de la Constitución de la República Italiana. Este día marca la liberación de Italia de la ocupación nazi-fascista de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

Nos basamos en libros de texto, escritos de no ficción, historias, películas, las artes, para ofrecer una representación mixta de la vida durante ese tiempo. Algunos de nosotros hemos escuchado cuentos directamente de familiares o amigos que sobrevivieron. Hoy en día, vivimos en otra época, una época de consecuencias sin precedentes que vale la pena destacar.

En julio de 1943, Sicilia había sido invadida y Roma había sido bombardeada por las fuerzas aliadas. Mussolini había sido puesto bajo arresto domiciliario por el Rey Víctor Manuel III y el Alto Mando Italiano. El 8 de septiembre, Italia firmó un armisticio con las Fuerzas Aliadas bajo el mando del General Dwight D. Eisenhower en el que el gobierno italiano acordó poner fin a todas las hostilidades con las Naciones Unidas.

Algunos eventos que sucedieron durante este período rara vez se hicieron de conocimiento público, excepto a través de las historias de aquellos soldados y oficiales que lucharon bajo el gobierno nazi-fascista. Más de 620.000 de ellos desafiaron las oscuras emociones de la guerra, astutas tácticas militares, y por cualquier razón personal, “simplemente dijeron no a la República de Salò”. Algunos fueron asesinados, pero muchos fueron capturados y enviados a lagers como fuerza para trabajos forzados bajo la “identificación” de Internos Militares Italianos (IMI) en lugar de Prisioneros de Guerra (PDG). Ese tecnicismo en la nomenclatura, acordado por Hitler y Mussolini, eliminó cualquier reconocimiento oficial para que estos hombres fueran asistidos por la Cruz Roja Internacional y dio un duro ejemplo punitivo. Mi primo en Italia fue uno de ellos.

Más en estos artículos relacionados  ¿Cuándo entrará en vigencia la señal V16?

Al recordar la importancia de la fiesta nacional italiana del 25 de abril, el Dr. Marco Terzetti, Presidente de la Sección de la ANEI (Asociación Nacional de Ex Internos de los Lagers Nazis) en Perugia, Italia, escribe: “nuestra presencia… añade valor a la memoria como elemento fundamental para vivir el presente. Y justo en este momento de gravosas limitaciones en nuestras libertades personales, una reflexión más atenta sobre el significado del 25 de abril, fecha que ha marcado un paso fundamental en nuestra Comunidad Nacional para una nueva iniciativa fundada en los principios de libertad y democracia… después del sacrificio de muchos jóvenes y de un conflicto civil que ha comprometido las relaciones entre los individuos con consecuencias todavía presentes hoy en día. Aquí, hoy, en este momento en que se nos impone un estilo de vida diferente, debemos aprovechar la ocasión para reavivar ese espíritu que, gracias a los ideales y sacrificios de nuestros padres, nos permitió «ir más allá» estableciendo las bases para la adopción de la Constitución de nuestra República”.

A través de los libros de texto, la mayoría de nosotros sabemos cómo terminó históricamente la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, pocos se dan cuenta de que más de medio millón de militares se negaron a mantener la visión de Mussolini de un Nuevo Imperio Romano para rehacer Italia, tan grande como él creía que había sido, casi como una religión política. Los Partisanos (partigiani) organizados y los trabajadores pobres italianos de los pueblos de toda Italia se dieron cuenta del vacío de las palabras, el detrimento del poder fue demasiado lejos, y dieron su apoyo a favor de la democracia.

Más en estos artículos relacionados  La emergencia climática y la COVID-19 pregonan el futuro incierto del capitalismo

El cambio de paradigma del 2020 que trajo consigo el COVID-19 en este 25 de abril nos lleva a un lugar de separación, especulación, consideración, evaluación. Los próximos capítulos de la historia dependen de que cada uno de nosotros escuchemos, observemos con atención, sigamos nuestro sentido común, tomemos decisiones saludables, adoptemos hábitos de limpieza vigorosos y utilicemos los desinfectantes sólo como los fabricantes indican.



J. Jill
Traducción del inglés por Armando Yánez

Pressenza IPA

Créditos a la foto de cabecera: Imagen de MarcoAlici / Wikimedia Commons.

américa astrofísica astronomía capitalismo chile ciencia cine confinamiento coronavirus covid19 crisis cultura derechos civiles derechos humanos derechos laborales desigualdad ecología economía empleo entretenimiento españa estados unidos feminismo historia internacional internet investigación latinoamérica legislación medicina medioambiente neoliberalismo opinión pandemia política postcovid19 racismo redes sociales salud sanidad servicios públicos sociedad sociología tecnología unión europea

Entradas relacionadas

Deja tu comentario