Diez mandamientos para curar la sanidad

Estas son las propuestas de Audita Sanidad: desde la derogación del artículo 135 de la Constitución hasta poner a disposición de la gente el BCE.

Audita Sanidad es un grupo de trabajo de auditoría ciudadana de la deuda en sanidad que pretende identificar la deuda en la sanidad pública e identificar la deuda ilegítima.

Ante la grave situación de emergencia sanitaria debido a la pandemia de coronavirus, la mayoría de la ciudadanía de nuestro país, confinada en su casa, aplaude, diariamente, al anochecer, desde sus balcones o terrazas en señal de agradecimiento a todo el personal sanitario que está luchando sin descanso para salvar vidas. ¿Un reconocimiento tardío a nuestra sanidad pública?

La expansión de políticas neoliberales prima lo privado frente a lo público, y transforma la salud en una mercancía. Desde hace 20 años, nuestra sanidad pública se está privatizando, adjudicando a empresas privadas servicios sanitarios y no sanitarios. En algunas nacionalidades y CC.AA. más que en otras. Además, la crisis de 2008 utilizó, una vez más, la deuda como excusa “perfecta” para imponer a la población recortes en los servicios básicos, y muy especialmente en sanidad.

La modificación del artículo 135 de la Constitución en agosto de 2011, en el que se priorizaba el pago de la deuda por encima de cualquier gasto social, incluido el gasto en sanidad, supuso que se suprimieran camas, puestos de trabajo, se precarizaran muchos contratos por horas, se cerraran bloques en hospitales, se limitara el acceso a la sanidad universal, se introdujera el copago de los medicamentos, se limitara la inversión en investigación, se propiciaran prácticas corruptas, etc.

Más en estos artículos relacionados  Breathe: a mask wouldn’t protect you against Medical Bills

Estas son las propuestas y exigencias de Audita Sanidad:

1. Apoyo, fortalecimiento y defensa de la sanidad pública en su gestión, universal, sin exclusiones y de calidad.

2. Derogación de la Ley 15/97 que permite la entrada del sector sanitario privado en la sanidad pública.

3. Derogación del artículo 135 de la Constitución.

4. Recuperar todo lo expoliado de la sanidad pública.

5. Desprivatizar para sanar.

6. Blindar en la Constitución los Derechos económicos, sociales, culturales y ambientales como fundamentales.

7. Poner el Banco Central Europeo a disposición de la gente y que este financie, en todos los Estados miembro de la Unión Europea, la lucha contra el COVID 19.

8. Se debe garantizar la financiación pública a través de una política fiscal progresiva que garantice los ingresos necesarios para cubrir las necesidades sociales, económicas, de género y ambientales.

9. Prohibir el modelo de colaboración público-privada en sectores clave, entre ellos, la sanidad pública.

10. Ley contra los fondos buitre que impida su entrada en la sanidad pública.

Todas estas reivindicaciones sólo serán posibles mediante el empoderamiento de la ciudadanía y la organización desde la base, que permitan movilizaciones masivas para conseguir nuestros objetivos. ¡El coronavirus mata, los recortes y la privatización de la sanidad pública, también!



La Marea

Créditos de la foto de cabecera: Imagen de Parentingupstream en Pixabay

Entradas relacionadas

Deja tu comentario